La tecnología detrás del éxito de los Juegos Olímpicos de la Juventud en Buenos Aires

Se trató del encuentro deportivo más grande que tuvo la Argentina en su historia y concluyó de manera exitosa. Cómo trabajaron los técnicos e ingenieros en la recepción y procesamiento de millones de datos y resultados de los 4000 atletas que participaron en los 32 deportes y 36 disciplinas

26-10-2018

blog-post-image

Concluyeron los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018 y la emoción todavía se vive a flor de piel.

Fueron las vivencias de los más de 4000 jóvenes deportistas que dejaron todo en los 32 deportes y 36 disciplinas practicadas en pos de subirse al podio, las emociones que registraron los miles de concurrentes a los parques olímpicos y los millones que las palpitaron desde la televisión y distintas plataformas digitales.

Pero hubo un equipo muy reducido de unas 30 personas que transpiró todos los día a la par de los jóvenes olímpicos para que todo funcionara correctamente y estos JJOO ya estén a la altura de los más grandes eventos deportivos mundiales.

Fiorella Corimberto se luce durante la competencia de Beach Handball contra Hong Kong (Florian Eisele/OIS/IOC via AP)

Fiorella Corimberto se luce durante la competencia de Beach Handball contra Hong Kong (Florian Eisele/OIS/IOC via AP)

<iframe frameborder="0" height="1" id="google_ads_iframe_/1058609/infobae/tendencias/innovacion/nota/inline_0" name="google_ads_iframe_/1058609/infobae/tendencias/innovacion/nota/inline_0" scrolling="no" title="3rd party ad content" width="1"></iframe>

Ellos son los ingenieros y técnicos que estuvieron a cargo de la integración de todas las tecnologías para los Juegos Olímpicos de la Juventud y los sistemas encargados de la gestión: el portal de Voluntarios, Calendario de competiciones, Ingresos y Egresos, Distribución de Uniformes, entre otros.

También de la difusión de Información en tiempo real, con resultados en la web y aplicación móvil, Sistema para Comentaristas de TV e información de resultados para clientes específicos (Prensa, Federaciones y Comité).

Se trata del equipo de Atos, uno de los partners del Comité Olímpico Internacional que proveyeron soluciones de IT adecuadas a las necesidades y complejidad de esta edición de los Juegos, integrando personas, procesos y tecnología a lo largo de #BuenosAires2018.

El Centro de Cómputos en Buenos Aires de Atos que trabajó sin parar todos los días de competencia

El Centro de Cómputos en Buenos Aires de Atos que trabajó sin parar todos los días de competencia

Con más de 20 años de experiencia trabajando para grandes eventos deportivos, la empresa se encargó de la integración de todas las tecnologías desde una de las dependencias del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, ubicada en la calle Alsina al 1600 de CABA.

Allí se encuentra la sala de cómputos central llamada Centro de Tecnología para los Juegos Olímpicos, a donde fue Infobae para desentrañar los secretos operacionales detrás de un evento de gran envergadura mundial como lo es un juego olímpico para la juventud.

El encuentro deportivo más grande en la Argentina

Carlos Abril, CEO de Atos para Argentina, Colombia y Uruguay explicó a Infobae la complejidad de organizar y coordinar todo lo vinculado a la tecnología del encuentro deportivo más grande que experimentó la Argentina en su historia, con la exigencia de un nivel de preparación tecnológica como hasta ahora no se habí­a visto.

Carlos Abril, CEO de Atos para Argentina, Colombia y Uruguay, explica el trabajo para estos JJOO de la Juventud 2018

Carlos Abril, CEO de Atos para Argentina, Colombia y Uruguay, explica el trabajo para estos JJOO de la Juventud 2018

"La tecnología evoluciona con los JJOO. Paso de ser una herramienta de soporte a convertirse en el corazón de todas las competencias", comentó Abril y resaltó que "hay cada vez más uso de la Inteligencia Artifical (IA) para darle más información al usuario y también para brindar más seguridad en el evento. Internet de las cosas (IoT) brinda mayor beneficio al espectador y la realidad virtual ayuda a los deportistas a practicar, entrenar y mejorar sus marcas año tras año".

Atos viene trabajando en la coordinación tecnológica de los JJOO desde Barcelona 1992. "Anteriormente era todo analógico e Internet no estaba desarrollada de la manera que hoy la conocemos. Nos comunicábamos mediante módem y la estrella del evento era la transmisión televisiva para conocer un resultado deportivo", explicó Abril y resaltó que "el 2004 fue un año bisagra de la tecnología, luego del colapso de las .com, ya que allí los usuarios desconfiaban del uso de las herramientas tecnológicas. Y tampoco estaban en auge las redes sociales o los teléfonos inteligentes".

Uno de los parques donde la gente concurrió masivamente a ver los JJOO (@olympicchannel)

Uno de los parques donde la gente concurrió masivamente a ver los JJOO (@olympicchannel)

Todo cambió en los JJOO realizados en China. "En 2008 durante los JJOO de Beijing, hubo 10 millones de eventos de seguridad, en las dos semanas de competencias. Desde intentos de ingresos con credenciales falsas, personas que se logeaban mal, o directamente hackers que querían modificar o anular datos y cifras oficiales de competencias. En Londres 2012 hubo 200 millones de eventos y en Río de Janeiro 2016 hubo 550 millones (eso significan unos 200 eventos de seguridad por segundo). No hay forma de que un humano lo pueda realizar. La IA nos ayuda a trabajar y anticipar problemas y brindar soluciones efectivas", comentó el experto.

Con la evolución de los juegos y la tecnología, sumaron más soporte para brindar mejor información y de manera más inmediata en redes sociales a través de los dispositivos móviles. "Ya no era necesario estar en los juegos para saber un resultado, sino que instantáneamente con un dispositivo móvil ya se tenía acceso a los resultados de las competencias", afirmó.

 Play

Hoy existe nada más que medio segundo de demora entre el tiempo en que se obtiene el resultado y que se publica en las plataformas digitales. Las redes sociales no solo brindan información sino que también permiten interactuar con el usuario.

"En 2014 movimos toda esta tecnología en la nube. Así, por ejemplo el periodista o comentarista no necesita estar dentro del estadio para realizar una transmisión. Además, recibe una plataforma con tecnología especial en una terminal remota que le permite conocer el resultado de una competencia, dos segundos antes para que puedan realizar una transmisión en vivo. Todo lo que se publica en las plataformas, llega dos segundos después de que se le da la información a los periodistas.De esta manera un cronista puede demostrar un conocimiento o valor agregado sobre un deportista, equipo o una disciplina en una transmisión en vivo", completó Abril.

Medallistas argentinos en los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018

Medallistas argentinos en los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018

Toda la cobertura del JJOO tiene doble plataforma de trabajo, por razones de seguridad. Si llega a fallar algo aquí en Buenos Aires, se puede continuar realizando la cobertura de los Juegos desde la sede central en Barcelona, España.

El CEO Abril precisó el crecimiento que tuvo la cobertura digital en los últimos grandes JJOO. "En Río de Janeiro, la cobertura digital fue el doble de la que realizaba la TV. Había más gente siguiendo los juegos desde una computadora, tablet o celular, que frente al aparato de televisión. Trabajaron 200.000 personas en 37 locaciones para brindar el soporte tecnológico. Hubo más de 250 plataformas digitales y 25.000 periodistas acreditados. Tuvo una audiencia de 4000 millones de personas en todo el mundo".

Datos tecnológicos vinculados a los JJOO 2018

Datos tecnológicos vinculados a los JJOO 2018

En Buenos Aires hubo 32 deportes y 36 disciplinas, donde participaron más de 4000 atletas de entre 15 y 18 años de 206 países.Hubo 8000 voluntarios y 900 personas en el staff tecnológico. Se procesaron 50.000 acreditaciones. Y se registraron y enviaron 35.000 resultados deportivos en las primeras 6 horas de competencia.

Además del Parque Olí­mpico de la Juventud,de Villa Soldati, las competencias se desarrollaron también en:

. El Parque Tecnópolis-Sarmiento (unió el predio de Tecnópolis con el Parque Sarmiento, apenas separados por la Avenida General Paz),
El Parque Verde (en Palermo, en la zona del Lawn Tenis Clubs, donde se desarrollaron los partidos de tenis, de beach vóley y otros),
El Urbano-Dique 5 y 6, en Puerto Madero.Allí­ hicieron su debut en estos Juegos disciplinas como escalada y breaking.
Más cuatro sedes periféricas, como el Club Náutico San Isidro donde se desarrollaron las actividades de vela, windsurfer y kiteboarding; el Club Atlético San Isidro para el rugby; el Hurlingham Club para el golf y el Paseo de la Costa, en Vicente López, para BMX racing y patinaje de velocidad sobre ruedas.

Salto en Alto, en una de las sedes ubicadas en el sur de la ciudad

Salto en Alto, en una de las sedes ubicadas en el sur de la ciudad

Se trató, en definitiva, de 29 estadios en total que recibieron a los 4000 atletas que durante las dos semanas de competencia y la previa al inicio de los Juegos se movieron de manera constante entre la Villa Olí­mpica y los distintos lugares en donde debían realizar sus competencias.

El público que accedió a dichas sedes para ver a los atletas, utilizó una única pulsera con un chip. Los ingresos fueron dinámicos a partir de la instalación de "totems digitales", en lugar de molinetes, para evitar largas filas y permitir un ritmo constante y ágil en los ingresos.

Una pizarra electrónica en una oficina de control permitió monitorear el flujo de ingreso y derivar al público hacia otras puertas de acuerdo a la demanda. Los cuatro parques olímpicos, en total, tuvieron la capacidad para albergar a 85 mil espectadores al mismo tiempo.

Información tecnológica de los JJOO 2018

Información tecnológica de los JJOO 2018

La tecnología dentro de la pulsera permitió recibir información clave que será procesada por el Comité Olímpico Internacional y las distintas federaciones deportivas para saber cómo se comportó el público en las disciplinas tradicionales y también en las nuevas como el Rugby, Golf, baile callejero y beach handball, entre otras.

"En cada parque de juego hubo un gerente tecnológico que es la persona que garantiza que toda la infraestructura tecnológica funcione correctamente y está en contacto con una persona del comité organizador de los JJOO que valida que los resultados que se van a publicar coincidan con los de la competencia o la evaluación que hicieron los jueces. Además, maneja los reclamos de cualquier federación internacional", resaltó Abril.

Inaki Iriartes de Argentina celebra el oro en una prueba ciclística (JSimon Bruty/OIS/IOC via AP)

Inaki Iriartes de Argentina celebra el oro en una prueba ciclística (JSimon Bruty/OIS/IOC via AP)

Y destacó: "A diferencia de lo que ocurre en grandes eventos de empresas, acá no hay forma de postergar nada. Todo tiene que funcionar correctamente y cada disciplina deportiva tiene un día y una hora precisa para comenzar, dada la cobertura mundial que tiene el evento".

"Además los sistemas deben ser confiables y precisos a fin de que el deportista no tenga que repetir una prueba determinada. Para que los sistemas sean confiables y precisos durante una competencia antes se los somete a duras pruebas durante 20.000 horas. Vienen personas expertas que participaron en otros JJOO y se dedican a estresar al sistema, induciendo errores y problemas para probar que todo funciones correctamente y que haya un backup de sostén. Se dedican a implantar datos erróneos, cortan cables, simulan una manifestación o algún manifestante que entra corriendo para interrumpir un proceso, hacen cerrar puertas que deben permanecer abiertas, etc", comentó Romina, una de las 30 personas que trabajaron en el Centro de Cómputos local.

Y agregó: "Son más de 300 pruebas que no pasaron nunca todas juntas en algún juego, pero que para el momento del vivo está bueno haberlas simulado y corregido. Cuando concluyen las pruebas, los resultados se evalúan y corrigen. Eso hace tener una mayor confianza y cohesión en el equipo", afirmó.

Otra imagen de los 30 ingenieros que trabajaron en la recopilación de datos tecnológicos y deportivos en Atos

Otra imagen de los 30 ingenieros que trabajaron en la recopilación de datos tecnológicos y deportivos en Atos

Mariano García, Director de Tecnología de Buenos Aires 2018, detalló al inicio de los JJOO: "Me genera orgullo conducir este gran grupo de trabajo para un acontecimiento de tanta importancia a nivel mundial como los Juegos Olímpicos de la Juventud. Tenemos como principal función brindar las herramientas tecnológicas para que fluyan sin dificultad todas las operaciones necesarias del evento".

Las 120 pantallas gigantes en las distintas sedes de Buenos Aires 2018 tanto para scoreboard como para videoboard ocuparon una superficie total de 1.116 metros cuadrados. ¿Cuánto es eso? Casi igual que seis canchas de tenis juntas como las del Buenos Aires Lawn Tennis que forman parte del Parque Verde. Se dispusieron además 325 televisores para que la gente observe las distintas disciplinas.

Para llevar la información a alta velocidad hacia todos los escenarios se utilizararon 70 kilómetros de fibra óptica, con un ancho de banda de 14.000 Mbps o 14 gb. A esta se sumó una red de fibra oscura para el Olympic Broadcasting Services (OBS), a cargo de la transmisión de los Juegos al mundo.

La esgrima a cielo abierto se lució en Buenos Aires

La esgrima a cielo abierto se lució en Buenos Aires

Se trata del mismo centro que estará enviando las emisiones de los Juegos Olí­mpicos de Invierno de Corea del Sur, y que hace lo propio en cada uno de estos encuentros, tal como ocurrió en Rí­o 2016 y como sucederá en Tokio 2020. Es, además, el que posee la venta de los derechos.

La organización tuvo 2.300 dispositivos de comunicación sostenidos por 30 radio bases: 1.600 handies y 700 celulares. Se utilizaron 1.000 computadoras y se dispusieron 215 impresoras, con 150 servidores durante el desarrollo del evento.

Las tareas de tecnología demandaron el trabajo de 900 personas, cantidad que por ejemplo supera ampliamente la de atletas argentinos presentes entre las dos primeras ediciones de los Juegos Olímpicos de la Juventud, porque 59 participaron en Singapur 2010 y otros 62 estuvieron en Nanjing 2014. Ni siquiera se llega a 900 si sumamos los 213 deportistas de nuestro país que viajaron a Rio 2016.

Alejandro Lischfitz, director de comunicación de los Juegos, le dijo a Infobae: "Nos dedicamos durante todo un ciclo olímpico a organizar este evento. Fueron cinco años dedicados a pensar en hacer nuestro mejor esfuerzo. Estamos hablando de una logística que, para comparar, es la que se necesitaría para organizar 32 Mundiales de fútbol".

Algunos números que dejaron los JJOO en Buenos Aires

Algunos números que dejaron los JJOO en Buenos Aires

Y agregó: "Llevamos la logística de los eventos de la Argentina a niveles nunca antes vistos, pensamos en infraestructura, en alimentación, en transporte, en comunicación, se diseñaron sistemas para que todos pudieran estar conectados, nos preparamos para algo realmente grande, de dimensiones mundiales y la ejecución de cada una de las áreas ha superado nuestras expectativas".

Los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018 fueron un éxito que dejó a la Argentina bien posicionada frente al Comité Olímpico Internacional (COI) y a todo el mundo para ser candidata a los JJOO 2032. La tecnología del futuro deberá estar a la altura del desafío para seguir haciendo y registrando la historia.

Volver