Cómo evitar que el auto se convierta en el agujero negro del presupuesto

El mantenimiento de un vehículo puede demandar hasta un 5% de su valor de venta; qué hay que hacer para bajar el gasto

27-06-2016

blog-post-image

Mantener un auto usado puede demandar por mes hasta el 5% de su valor de venta. Según una estimación de LA NACION sobre la base de precios de concesionarias porteñas, sumando los gastos de combustible, patente en Capital, seguro contra terceros completo, alquiler de cochera fija, un service anual programado, alineación y balanceo, y los gastos extras por estacionamiento y lavado -al menos una vez cada quince días-, para tener un Volkswagen Gol Power 1.6, cinco puertas, modelo 2014 en perfecto estado, todos los meses hay que desembolsar $ 8000, lo que representa casi el 5% de su venta que hoy ronda los 170.000 pesos. La suma además no incluye ni roturas fortuitas (por ejemplo de ópticas o paragolpes) ni reparaciones por choques o desperfectos técnicos menores.

Frente a estos números, la necesidad de buscar alternativas para lograr ahorros a la hora de mantener el auto se tornó en el último tiempo una preocupación cada vez más generalizada.

El propietario de un vehículo usado ya sabe que el costo de mantenerlo en buenas condiciones sube todos los años, incluso por encima de la inflación anual. Aceite, líquido refrigerante y repuestos varios son algunos de los ítems indispensables que se deben considerar en el presupuesto anual para que el auto no pierda su rendimiento ideal.

Ninguno de estos gastos se puede evitar; sin embargo, los mecánicos suelen tener bajo la manga algunos secretos para ahorrar combustible, aceite e incluso sustituir autopartes con menor frecuencia. Eso contribuye, a su vez, a que los repuestos tengan más vida útil. Si se respetan los consejos de los que saben, el gasto mensual podría reducirse a un 3% del valor del auto.

Para Jorge Kowalsky, responsable de servicios deposventade la automotriz General Motors, la clave está en que el auto tenga una "buena salud" y no necesite de un mantenimiento correctivo costoso.

"Recomendamos revisar constantemente el vehículo, al margen de los service programados cada 10.000 km o uno al año. A modo preventivo, el propietario puede chequear con regularidad los niveles de agua, de aceite y de aire en los neumáticos. Esto último contribuye a reducir el consumo de combustible", dice el experto.

Cargas innecesarias

Gustavo Castagnino, director de Relaciones Institucionales de Mercedes Benz Argentina, coincide con Kowalsky y sugiere, además, evitar cargas innecesarias. "La sobrecarga aumenta considerablemente el consumo de combustible. También es muy importante tener en cuenta que si el auto se detiene y el motor permanece encendido, se sigue gastando nafta. Por eso sugerimos apagarlo cuando la espera supera un minuto."

La clave está en cómo se conduce. En el caso de un Gol Power 1.6 modelo 2014 (se eligió este auto a modo de ejemplo porque es el más vendido en el país desde 2005, tanto en versiones cero kilómetro como en modelos usados), el consumo variará según su conductor. Los cálculos de los especialistas indican que un Gol gasta 9.5 litros de nafta súper cada 100 kilómetros en zonas urbanas promedio, mientras que su rendimiento baja a 7 litros, a la misma velocidad, en ruta. El tanque de este auto carga 51 litros, $ 905 de nafta súper en YPF ($ 17,76 por litro) o $ 1020 si es premium ($ 20 promedio).

Los precios de los combustibles acumulan una suba del 31% en lo que va del año. Y es probable que, a pesar de que el barril de crudo cae en el mundo, aquí la nafta suba unos puntos más antes de que termine el año. Ese dato es más que suficiente para saber cómo reducir su consumo.

Frente a este panorama, los expertos recomiendan algunos tips que permiten alcanzar ahorros en materia de combustibles de hasta un 20 por ciento. Los consejos incluyen desde no acelerar al arrancar y encender el motor con sólo hacer contacto hasta pasar de un cambio a otro en bajas revoluciones (rpm): entre 2000 y 2500 rpm en vehículos con motor a nafta, y entre 1500 y 2000 rpm en el caso de los que tienen motor diésel.

También es aconsejable mantener una velocidad uniforme: evitar aceleraciones y frenados bruscos, y usar el aire acondicionado y la calefacción lo mínimo indispensable. En la lista de recomendaciones también figura mantener, dentro lo posible, una velocidad constante cuando se recorre una ruta o autopista.

Más consejos

En el taller Patagonia de Chacarita, los mecánicos sugieren a sus clientes evitar que el tanque de nafta consuma la reserva. "Cuando se llega a ese punto, el filtro absorbe los sedimentos del combustible y se deteriora con mayor frecuencia", explica el propietario Walter Génova. Hoy el precio de un filtro económico oscila entre $ 190 y 275. En caso de que se use poco, el repuesto será cambiado cada dos años.

Jorge González, tallerista que trabaja a domicilio en Devoto, insiste en la revisión del aire de los neumáticos. "Hay que revisar las gomas una vez al mes para no gastar nafta de más." La información sobre la carga suele estar marcada en las ruedas de cada vehículo. Los manuales del usuario de cada modelo detallan esa información específica.

Cuando un auto se somete a un service programado, que en el caso de un Gol modelo 2014 cuesta entre $ 1600 y 2000, se le reemplazan los filtros de aire del motor, de combustible (si es necesario), de aceite, y se sustituye el lubricante y el líquido refrigerante.

Los mecánicos consultados por LA NACION recomiendan aceites sintéticos marca Elaion (YPF) justamente porque es el de mayor duración, y además ayuda a un mejor mantenimiento de la mecánica del auto. Una botella de cuatro litros cuesta $ 640 (el Gol carga 4,3 litros). Si el vehículo se usa poco o con los cuidados recomendados, ese gasto se hace una vez cada 18 meses. De lo contrario hay que reemplazarlo cada diez meses.

Otro ahorro adicional, en el caso de contar con el dinero a principio de año, es adelantar el pago de la patente. De esa forma el usuario se ahorra un 10% del gasto anual. Un Gol de 2014 paga $ 3744 por año en la ciudad de Buenos Aires, con lo cual el ahorro de cancelar en forma anticipada este impuesto implicaría una reducción de $ 374 en este ítem, aunque se perdería la ganancia que se puede obtener vía inflación.

La póliza del seguro, por su parte, debería abaratarse a medida que el vehículo pierde valor en el mercado; sin embargo, con la inflación ocurre lo contrario. En este caso, una cobertura de terceros completos en una empresa de precios medios cuesta $ 1000 promedio por mes. En el interior, el precio de la póliza tiende a bajar por el menor índice de siniestrabilidad.

Y aunque en la ciudad de Buenos Aires aún no es obligatorio t ener la Verificación Técnica Vehicular (VTV), que deberá hacerse una vez al año en autos con más de tres años, su propietario deberá sumarle a los gastos actuales unos $ 550 desde 2017.

En busca de la eficiencia

Consejos para reducir los gastos de mantenimiento del auto

Buena salud

Los expertos aseguran que más allá de los service programados cada 10.000 kilómetros o un año, lo mejor es revisar en forma constante el vehículo y chequear los niveles de agua, aceite y aire en los neumáticos, de manera de evitar que llegado el caso de ir al taller se necesite un mantenimiento muy costoso.

Manejo consciente

El combustible es uno de los principales gastos que implica el mantenimiento del auto. Para lograr un ahorro en este ítem, algunos tips de manejo incluyen mantener una velocidad constante, evitar aceleraciones y frenadas bruscas, y usar el aire acondicionado y la calefacción lo mínimo indispensable.

Adelantar pagos

En la medida en que la inflación vaya cediendo, volverá a ser un buen negocio cancelar por adelanto algunos pagos que son anuales. Un ejemplo es el de la patente del auto en la Capital Federal, que ofrece la posibilidad de obtener un ahorro del 10% siempre que se cuente con el dinero a principios de año.

Volver